BLOG

Anglicismos, el peligro de su uso indiscriminado en la comunicación

Anglicismos, el peligro de su uso indiscriminado en la comunicación

Jueves, 15/09/2022


Autor: Marina Velasco, Consultora en Relaciones Públicas y Social Media en iMADES Communication

En el pasado mes se ha vuelto a viralizar una campaña impulsada por la Real Academia Española (RAE) y la Academia de Publicidad (AP) en 2017 que está relacionada con el uso de los anglicismos en la comunicación de las marcas.

La campaña “Lengua madre solo hay una”, realizada por la agencia Grey, que cerró su filial en España el pasado mes de enero, busca reivindicar la importancia del uso del castellano en todos los ámbitos, sobre todo el comercial, concretamente en el de la comunicación.

Autodescrita como “La primera campaña invadida de inglés, contra el uso del inglés”, esta campaña busca ridiculizar el uso del idioma británico frente al castellano mediante el anuncio de dos productos, unas gafas de sol y un perfume, en cuya descripción se utilizan anglicismos como “swine” (cerdo) o “blind effect” (efecto ciego). En el vídeo puede verse que cada persona podía pedir un artículo gratis pero lo que no sabían es que, aunque esos mensajes tuvieran muy buena sonoridad, el perfume olía muy mal, y en el caso de las gafas, no dejaban ver nada al tener cristales opacos.

Los anglicismos en el gremio

Los anglicismos en el ámbito de la comunicación son extremadamente comunes. Términos como “briefing”, “packaging”, “branding” o “target” nos acompañan en el día a día de las agencias de comunicación, pero ello no quiere decir que fuera del gremio sean de uso común y, por tanto, inteligibles.

Por la propia naturaleza y origen de la profesión muchos de estos términos no tienen traducción o equivalente directo en castellano, por lo que no siempre pueden traducirse a nuestro idioma tan fácilmente. No obstante, se debe intentar ofrecer la mayor explicación posible acerca de los mismos, con el objetivo de que el mensaje quede claro, ya que puede pecar de pretencioso para quién no comprende estos conceptos, además de no entenderse su significado.

Las agencias deben tener en cuenta que los potenciales clientes quizás no manejen esos términos, por lo que las explicaciones de los procesos deben estar claramente accesibles y adaptadas a nuestro cliente.

Las claves de una buena comunicación

Algunas claves universales para una buena comunicación son la sencillez del lenguaje y la brevedad en el mensaje, centrándose en los conceptos clave. Todo esto se apoya en el buen uso de la palabra, de manera que para que el significado e intención de los mensajes no genere confusión en los receptores de este, se debe, entre otras pautas, adaptarlos y utilizar conceptos que sean claros y comprensibles.

Un buen discurso está definido así por un buen uso de las palabras, lo que ayuda a empatizar con los oyentes, a anticiparse a todas las posibles dudas que genere y debe utilizar términos que señalen conceptos concretos, ayudándose de frases cortas y con un buen análisis previo del código utilizado por nuestro receptor.

Nuestro idioma en cifras

Según el instituto Cervantes, en el año 2021, casi 493 millones de personas tenían el español como lengua materna y el grupo de usuarios potenciales de español en el mundo (cifra que incluye nativos y aprendices del español) superaba los 591 millones, o lo que es lo mismo, el 7,5 % de la población mundial.

El uso de un buen lenguaje y vocabulario pasa, entre otras cosas, por utilizar las palabras que tenemos en nuestro diccionario equivalentes a conceptos que trabajamos en publicidad y comunicación, ya que esto enriquecerá nuestro discurso y lo convertirá en un mensaje accesible para un público más amplio.


Volver al listado