BLOG

Comunicación, un instrumento de expansión para las pymes

Comunicación, un instrumento de expansión para las pymes

Martes, 17/05/2022


Autor: Raquel Frutos, Consultora de Relaciones Públicas y Comunicación Corporativa

Por lo general, las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen dudas acerca de las ventajas y rentabilidad que les reporta el destinar parte de su presupuesto para invertir en comunicación. Los esfuerzos que ello conlleva en organizaciones por lo general con escaso personal, la confusión acerca de la distinción entre comunicación, marketing y publicidad; así como el coste económico que acarrea si se contrata una agencia externa especialista en la materia, son cuestiones que suelen actuar de freno a la hora de decidir apostar por la comunicación. Debido a todo ello, lo cierto es que la comunicación queda relegada en la mayoría de los casos a las grandes empresas.

En consecuencia, muchas pymes reconocen tener problemas de comunicación externa, siendo algunos de los más importantes que no se las conoce o bien que no logran transmitir la imagen que desean. Además, la inmensa mayoría no cuenta con un departamento específico de comunicación. Todas estas cuestiones las hacen invisibles en un entorno empresarial cada vez más complejo y competitivo.

Ventajas de la comunicación para las pymes

Si una empresa no está presente en los principales canales de comunicación no existe para los clientes. Por ello, invertir en comunicación debería ser una prioridad para las empresas independientemente de su tamaño. En concreto, algunos de los beneficios principales que se obtienen son:

1. Visibilidad

Si se quiere obtener notoriedad en un universo digital sobresaturado de información y en el que la competencia entre las empresas es cada vez mayor, la única vía es invertir en comunicación. Esto supone generar contenido de forma continua en redes sociales y otras plataformas, tales como la web o el blog, así como lograr apariciones en medios de comunicación. Todo ello permite ganar visibilidad debido al mejor posicionamiento que se consigue en Internet.

2. Conectar con posibles clientes

Una de las mayores dificultades con las que se encuentran las pequeñas empresas es la de conseguir atraer nuevos clientes. Ante esta situación, los canales de comunicación son el mejor escaparate para dar a conocer los servicios y productos de las compañías y, generando contenido de valor en ellos, permite acercarse a potenciales clientes que puedan estar interesados en la empresa. De ahí la importancia de mantener actualizadas las redes sociales, donde la comunicación con los usuarios es sencilla y directa.

3. Buena imagen de marca y reputación

La comunicación es la vía que tiene una empresa para mostrarse ante la sociedad, pues permite dar a conocerla, sus valores inherentes (creatividad, sostenibilidad…) y el día a día de su actividad. Por ello, antes de invertir en comunicación, es preciso hacerse la pregunta: ¿qué imagen quiero proyectar ante la sociedad? A través de una estrategia bien planificada de comunicación, las empresas construyen su identidad corporativa, asegurándose con ello una buena imagen de marca y reputación.

4. Generar confianza y fidelidad en el consumidor

Mediante la comunicación una empresa se muestra transparente y cercana ante su público, a quien tiene la oportunidad de responder a sus dudas y necesidades, lo que permite construir un clima de confianza hacia la misma por parte de los consumidores. Esto es fundamental para conseguir fidelidad entre ellos, quienes de este modo no tendrán la necesidad de acudir a la competencia en busca de mejores servicios.

 5. Mejor respuesta ante los cambios

Tras la explosión de la era digital y en plena efervescencia de las redes sociales, el consumidor hace años que dejó de adoptar una actitud pasiva y ahora no solo se limita a consumir un producto, sino que también produce información en forma de comentarios, publicación de noticias relacionadas, recomendaciones, etc. Esta actitud proactiva es clave para detectar sus necesidades y extraer información valiosa para implementar mejoras estratégicas.

Un plan de comunicación personalizado

La inversión en comunicación no tiene por qué conllevar un presupuesto elevado. En la actualidad existen servicios para todos los bolsillos y es posible encontrar agencias que realizan propuestas personalizadas y ajustadas a las posibilidades y necesidades de cada negocio.

Definir un plan de comunicación en el que se examine y establezca la definición de la identidad corporativa, la imagen que se quiere proyectar ante la sociedad, la imagen percibida por el público en el sector (si se trata de una empresa consolidada) y las estrategias de comunicación necesarias para implementar el plan hacia un público objetivo son aspectos esenciales para que la comunicación logre erigirse como una herramienta clave en la expansión de los negocios.


Volver al listado