BLOG

Gestiones de crisis de película:   el Caso Netflix

Gestiones de crisis de película: el Caso Netflix

Miércoles, 27/02/2019


En la era de los followers y creatividad encapsulada en 120 caracteres, los haters están a la orden del día, grandes marcas y usuarios de redes sociales, tienen que enfrentarse diariamente a comentarios que cuestionan sus servicios, actos y palabras. Existen varias teorías sobre cuál es la mejor opción para salir victorioso de estos momentos: dar una respuesta cercana, mantenerse al margen y guardar silencio, crear contenido positivo, paralizar la actividad… Pero ¿cómo saber con cuál acertaremos?

Lo cierto es que no existe una fórmula del éxito que aplicar a todos los casos, ya que son muchos los factores que alterarán el resultado de cada una de las acciones del usuario en cuestión; desde el momento en el que se emita una respuesta, hasta el tipo de público que pueda sentirse identificado. Por esto, desde iMadesc, en cada una de las crisis en las que trabajamos, siempre primamos sobre cualquier doctrina o estrategia popular una máxima fundamental: la creatividad.

Un buen ejemplo de cómo gestionar una crisis basándote en la creatividad ha sido la última campaña de Netflix, en la que han transformado un Tuit recibido por un hater (“El catálogo de películas de Netflix, es como mis exámenes de instituto, un par de cosas bien y luego un montón de m***** para rellenar”) en una oportunidad de contarle al mundo que escuchan, que trabajan para mejorar y que, además, crean producciones que hacen historia como la premiada Roma.


Las 5 claves de la gestión de crisis de Netflix

Hoy, destacamos las 5 razones por las que incluimos esta campaña en nuestra lista de “Gestiones de crisis de película”:

  • Interacción: Netflix se reafirma como una plataforma cercana, dinámica y creada por y para los usuarios.
  • Sin miedo: en vez de huir de los mensajes negativos y tratar de solaparlos para que no vean la luz del día, han optado por construir una lona que cubra la fachada de un edificio situado en una de las principales plazas de la capital madrileña. Ejemplo de seguridad en su servicio.
  • El lenguaje: no se trata de un mensaje de confrontación que dé lugar a debate. Han logrado algo fundamental: ser directos, sutiles y elegantes en sus palabras, sin olvidar su esencia cómica y atrevida.
  • La originalidad: el diseño y soporte sobre el que lo han plasmado, con ese formato crisis-respuesta en las dos caras de un mismo edificio: un golpe maestro que nos enseña la importancia de cada uno de los elementos que intervienen en una acción de comunicación.
  • Publicidad: transformar crisis en promoción es, sin duda, la diosa de todas las Gestiones de Crisis. Al introducir el detalle “con amoR”, logra dos objetivos: promocionar este film documental y por otro lado, da respuesta indirecta a este usuario mostrándole que, en efecto, están realizando contenido de calidad.

Volver al listado